Maldiciones

maldiciones

Se llama maldición a la expresión de un deseo maligno dirigido contra una o varias personal que, en virtud del poder mágico del lenguaje, logra que ese deseo se cumpla. Gramaticalmente, se trata de oraciones con modalidad desiderativa (lo mismo que las bendiciones) con el verbo en subjuntivo.

Historia

Las maldiciones tienen un papel destacado en las creencias populares de muchos pueblos (supersticiones), así como en sus mitos y leyendas. Por ejemplo, en el folclore hispánico se cree que la sirena era una muchacha hermosa a la que le gustaba mucho bañarse. Un día su madre la maldijo por ello, diciendo que, ya que le gustaba tanto el agua, ojalá nunca saliera de ella, y así fue. Según estas creencias, en ocasiones, familias enteras son víctima de una maldición, cuyas consecuencias alcanzan a todos los descendientes de la persona maldita, como la proferida por Jacques de Molay. Así, en la mitología griega, todo el linaje de Atreo y Edipo es víctima del destino adverso de estos personajes.

Lugares malditos

Hay pueblos abandonados, también llamados «malditos» con leyenda, que parecen emitir una energía especial, lugares telúricos donde las fuerzas de la naturaleza habitan de forma especial, con historias, leyendas y fenómenos que al parecer se habían dado y muy probablemente se seguieran dando. Si se visitan de día, son lugares luminosos y con panorámicas de una increíble belleza rústica, pero existen testimonios de personas que aseguran haber visto extrañas luces sobre los cielos. Estos pueblos abandonados suelen tener cementerios con leyendas de fantasmas y, como no, su «Casa Encantada», y es uno de los lugares que más atrae ya que tienen una gran fenomenología paranormal, en ellas se han producido todo tipo de manifestaciones,, desde raps, hasta estruendos y otros fenómenos de difícil explicación, De ahí viene el nombre de la «Casa Poltergeist», sdonde se asegura que, en su interior, se escuchan golpes constantes en las paredes e incluso voces, también se han detectado pequeños destellos luminosos en las entradas de las viviendas y junto a la iglesia, así como extrañas presencias, también se habla de que se producen bruscas variaciones de temperaturas, por lo que, en su interior, se han realizado sesiones de ouija y, al parecer, con resultados positivos.

Ochate ¿La puerta del infierno?

En Noviembre de 1868 el párroco del pueblo Antonio Villegas, se dirigía a la ermita de Bergondo, para recoger unos utensilios, varios vecinos le vieron subir por la ladera. Pero aquella vez fue la última que fue visto, ya que desapareció sin dejar rastro.

Un joven agricultor llamado Juan Peché desapareció sin dejar rastro. Nadie supo nunca que ocurrió. En su casa se encontró la comida a medio hacer, enseres personales, ropa, dinero, etc… El mismo día en el que desapareció Juan Peché, el agricultor F. Amestoy apareció en el sendero que conduce al pueblo totalmente calcinado, nadie fue capaz de encontrar nada que pudiera explicar tal hecho, y hoy en día se sigue sin saber qué sucedió aquella noche.

El edificio Dakota

A principios del siglo XX estuvo viviendo en este edificio el famoso mago negro Aleister Crowley. Éste, considerado uno de los hombres mas perversos del mundo, llevó a cabo varios rituales de magia negra dentro del edificio, mundialmente famoso por el asesinato en sus puertas de John Lennon, siempre ocurrieron sucesos extraños entre sus muros. Donde se rodó la Semilla del Diablo, diversos grupos de practicantes de magia negra y de sectas satánicas se congregaron ante el edificio Dakota para amenazar a Polanski y su equipo e impedir que la película se llevara a cabo. Entre estos personajes se encontraba el tristemente célebre Charles Manson, el hombre que tiempo después y con varios miembros de su secta se encargaron de convertir en realidad las amenazas. En 1969, llevaron a cabo la matanza de Cielo Drive, en Hollywood, donde asesinaron a un grupo de personas, entre ellas a la actriz Sharon Tate, esposa de Polanski y a su bebe no nato.

Fuente: Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *