PRINCIPIOS

El N.O.R.A (National Occult Research Association) junto con el Consejo de Brujas Americanas estableció los siguientes principios en 1974:

El Concilio de Brujas Americanas encuentra necesario el definir la brujería moderna en términos de la experiencia Americana y sus necesidades. No estamos limitados por tradiciones de otros tiempos y de otras culturas, y no le debemos ninguna lealtad a ninguna persona o energía mayor que la manifestación de la Divinidad a través de nuestro bien ganado ser. Como brujas americanas, damos la bienvenida y respetamos a todas las enseñanzas y tradiciones de vida-afirmación, e intentamos aprender de todos y compartir nuestros conocimientos dentro de nuestro Concilio.

Es en este espíritu de bienvenida y de cooperación que adoptamos estos pocos principios de la creencia del Wicca. En intentar ser inclusivos, no deseamos abrirnos a la destrucción de nuestro grupo por ésos que sólo buscan el poder y su propia gloria, o ejercen filosofías y prácticas contradictorias a las de estos principios. En intentar excluir aquellos cuyos caminos sean contradictorios a los nuestros, no deseamos negarle la participación con nosotros a cualesquiera que estén sinceramente interesado en nuestros conocimientos y creencias, sin importar los orígenes de la raza, del color, del género, de la edad, nacionalidad o cultura, o preferencias sexuales.

1.- Practicamos ritos para armonizar con el ritmo natural de las fuerzas vitales, marcados por las fases Lunares, y los principios de las estaciones.

2.- Reconocemos que nuestra inteligencia nos brinda la responsabilidad única hacia nuestro entorno. Buscamos vivir en armonía con la naturaleza en un equilibrio ecológico que nos llene de vida y nos brinde la responsabilidad de tomar conciencia de que formamos parte de la evolución.

3.- Poseemos un poder mucho más profundo que el que aparent,n tener las demás personas. Este poder es mucho más que el normal y a veces le llamanos «sobrenatural», pero entendemos que esta fuerza está en todas las personas y todos lo podemos desarrollar o potenciar de manera natural.

4.- Creemos que el poder creativo del Universo es una manifestación de polaridades, (masculino-femenino) que este poder creativo vive en todas las personas, y que funciona a través de la interacción de lo femenino con lo masculino. No damos más valor a uno que a otro, porque sabemos que lo uno se apoya en lo otro. Entendemos la sexualidad como un placer, un símbolo y una encarnación de la vida.

5.- Reconocemos dos mundos: por un lado, el externo y el interno o psicológico, y, por otro, los mundos llamados mundo espiritual, llanos interiores, etc. Vemos en la interacción de esas dos dimensiones la base de los fenómenos paranormales y los ejercicios mágicos. No rechazamos ninguna de estas dimensiones porque ambas son necesarias para nuestro enriquecimiento.

6.- No veneramos ninguna Jerarquía autoritaria, pero honoramos a quienes enseñan, respetamos a los que comparten sus conocimientos y sabiduría, y reconocemos a aquellos que han tenido el coraje de proclamarse líderes.

7.- Creemos en la religión, la magia y la sabiduría viviente como un todo unido cuando observamos el mundo y lo vivimos: es una visión del mundo y una filosofía de vida, que identificamos con la brujería o con el camino wicca.

8.- El hecho de llamarnos brujos no nos convierte en brujos: no implica una herencia o una colección de títulos, grados o iniciaciones. Los brujos buscan el control de las fuerzas dentro de ellos mismos para hacer posible la vida en comunión con la sabiduría y la bondad, en armonía con la Naturaleza y sin perjudicar a los demás.

9.- Nosotros consideramos que la afirmación y el enriquecimiento de la vida, como parte de la evolución y del desarrollo de la conciencia, dan sentido al Universo que conocemos, así como el papel que jugamos en él.

10.- Nuestra única discrepancia con el cristianismo o con cualquier otra religión o forma de vida, nace de la proclamación por parte de estas instituciones de ser «el único y el verdadero camino posible», condenando a los demás y suprimiendo las otras prácticas y creencias religiosas.

11.- No nos sentimos amenazados por los debates sobre la historia de la brujería, ni por los orígenes de varios de sus términos, ni por la legitimidad de los aspectos de las diferentes tradiciones. Nos concierne tanto nuestro presente como nuestro futuro.

12.- No aceptamos el concepto de «mal absoluto» y NO adoramos ninguna entidad conocida como Satanás o Diablo, tal y como está definido por la tradición cristiana. No deseamos conseguir poder a través del sufrimiento ajeno, ni aceptamos el concepto de los beneficios personales derivados de perjudicar a los demás.

13.- Trabajamos con la Naturaleza porque contribuye a nuestra salud y para nuestro bienestar. No nos doblegamos ante tradiciones de otras épocas ni de otras culturas, y no obedecemos a nada ni a nadie más que a la Divinidad que se manifiesta a través de nuestros seres. Como brujos damos la bienvenida y respetamos todas las enseñanzas de las tradiciones que afirman la vida.

Queremos aprender de todos y compartir nuestro aprendizaje, pero no deseamos que la religión Wicca sea destruida por aquellos que sirven a sus propios intereses o prácticas que contradigan estos principios. Al querer excluir a todos aquellos cuyos caminos son contradictorios con los nuestros, no pretendemos perjudicar a aquellas personas que tienen un interés sincero por nuestras creencias, sin tener en cuenta la raza, el color de piel, el sexo o la edad, la cultura, la nacionalidad o la preferencia sexual.

33

Author: Arcannum