MERKABAH

Merkaba (del antiguo Hebreo: מרכבה, carroza. Presenta una raíz consonántica r-k-b, que tiene el significado general de dirigir (a un animal, en una carroza)). Aparece en la Biblia, Ezequiel 1:4-26, para referirse al trono-carroza de Dios, como un vehículo de cuatro ruedas conducido por cuatro Querubínes, cada uno de la cuáles poseyendo cuatro alas y cuatro caras: de un hombre, un león, un buey y un águila. En el Judaísmo medieval, el comienzo del libro de Ezequiel fue reconocido como el mayor pasaje místico de la Biblia, y sus estudios quedaban en continuo desacuerdo.

En las modernas enseñanzas esotéricas, el Merkaba es presentado como un vehículo interdimensional bajo forma isométrica, compuesto por dos tetraedros de luz entrelazados por un centro común, donde un tetraedro apunta hacia arriba y el otro hacia abajo, girando en sentidos contrarios (contrarrotatoria). Este punto de simetría es conocido como stella octangula u octaedro estrellado, el cual puede ser obtenido también extendiendo las caras de un octoedro regular hasta provocar su intersección de nuevo.

Qué es Merkaba?

Para poder explicar qué es el Merkaba se debe explicar en forma general el flujo de energía y los campos de energía que rodean al cuerpo humano. La primera definición se refiere Prana or Chi – está es la fuerza de la Vida. Esta energía invisible existe en todo lugar en el universo en grandes cantidades. Prana se introduce en el cuerpo por la coronilla de nuestras cabezas (por esta razón hay un orificio en los cráneos de embriones nonatos). El mayor flujo Prana corre a través del centro de nuestro cuerpo semejando a un tubo. De allí fluye dentro de ocho centros principales conocidos como Chakras. Esta palabra en Indio Sánscrito significa “rueda rotante”, por la apariencia de estos complejos flujos energéticos. Según los antiguos egipcios existen trece chakras que se relacionan a diferentes centros de energía.

De los «Chakras» hemos bifurcado líneas energéticas (meridianos) que llegan a cada célula. Los campos tienen precisas formas geométricas. Cada una de ellas está formada de tres idénticos  en nuestro cuerpo. Poseemos un campo Prana que rodea nuestro cuerpo resultante de los meridianos y del flujo Prana. Luego, también existe el campo del aura. El campo del aura es un campo energético con forma oval que rodea nuestro cuerpo y cambia de color de acuerdo con nuestros pensamientos, sentimientos y emociones. Después del aura poseemos cientos de campos electromagnéticos. Estos campos poseen precisas formas geométricas. Cada uno de ellos está formado por tres campos idénticos con la misma medida y forma.

El Campo Prana es la estrella tetraedro, una  Estrella de David  tridimensional. Una persona es capaz de hacer rotar dos de los tres campos tetraedros in direcciones opuestas al utilizar la antigua técnica respiratoria Prana, y así creamos un enorme campo de energía de 17 metros  – nuestra luz corporal, el Merkaba.

Merkaba para curación y balance

Las variedades de beneficios del uso de Merkaba son muy variadas:

Es un muy poderoso instrumento de curación y protección. Al utilizar la antigua técnica respiratoria Prana, somos capaces de restaurar el flujo Prana a través de la glándula pineal en el centro de nuestro cerebro. Este revivido uso de nuestra glándula, que ha estado virtualmente dormido durante 13,000 años, permite el realzado uso de nuestras habilidades telepáticas y extrasensorias.

El  Merkaba balancea y revive las actividades entre las dos  partes de nuestro cerebro. Tal entrenamiento fortalece nuestras sensibilidades y habilidades mentales, (actualmente utilizamos tan solo entre 5 y 10% de nuestro cerebro). EL Merkaba nos ayuda en nuestro crecimiento espiritual. Nos conecta con nuestro yo supremo (por ejemplo, nosotros mismos en un nivel de conciencia más alto).

El  Merkaba nos permite sentir amor incondicional curándonos a nosotros mismos y a otros. Nos da la posibilidad de crear todas las clases de realidades armoniosas que deseemos. El Merkaba puede ser “programado” para hacer cualquier cosa (el único inconveniente es nuestra propia creencia e imaginación).

El Merkaba es también un instrumento que puede ser utilizado para trascender dentro de otras dimensiones. Revividos estudios y prácticas del Merkaba están emergiendo alrededor de todo el mundo después de tantos años de haber sido reprimido de diferentes fuentes, incluyendo el Antiguo testamento, la Cábala y hasta las tradicionales cartas Tarot.

El Merkaba es un poderoso símbolo y recordatorio, para aquellos que lo llevan, sobre el poder  del Merkaba y de sus especiales características curativas y protectivas.

Merkaba – El simbolo de la Flor de la Vida

El simbolo de la Flor de la Vida, fue llamado asi porque simboliza un arbol que contiene una flor la cual a su vez contiene una semilla, la cual a su vez contiene un arbol. Asi, la semilla tiene la imagen dentro de si del arbol. La flor debe contener dentro de si la imagen de la semilla. La parte de la flor de la vida que es la semilla es el circulo central, como tambien los seis circulos alrededor de ella.

La figura de “La Semilla” es la misma figura encontrada en la pared en Abydios en Egipto. Referida como “La Semilla de la Vida”.

La mayoria de las personas esta familiarizada con el diagrama conocido como “Arbol de la Vida”. Que a menudo se cree que su origen estuvo con la Cabala y la tradicion Hebrea, pero en verdad es mucho mas antigua. El “Arbol de la Vida” en imagen ha sido encontrado por Donal Beaman en tres columnas tanto en Karnak y Luxor, Egipto, que tienen un minimo de 4.000 años atras. El arbol de la vida, tiene 12 puntos y no 10; hay dos puntos mas, uno arriba y otro abajo. Cuando usted superpone las imagenes, del “Arbol de la Vida“, y la “Semilla de Vida” las encuentra contenidas; encajando como una llave. La semilla de vida es la imagen oculta detras del arbol de la vida, pero la tradicion cabalistica no la discutio.

El Simbolismo de La Flor de la Vida

El patron geometrico que forman diecinueve circulos entrelazados e insertados a su vez dentro de una esfera se llama La Flor de la Vida. Esta Flor de la Vida y otros patrones basados en ella y conocidos como El Arbol de la Vida, la Fruta de la Vida y la Semilla de la Vida se han encontrado en todo el mundo. a traves de los tiempos, y en culturas que segun nuestra informacion nunca han tenido contacto entre ellas, tales como los antiguos Egipcios y los Celtas Medievales. Uno dc los patrones que «emergen» de la Flor de la Vida es el tetraedro en forma de estrella insertado en una esfera. Todas las formas de vida tienen campos de energia alrededor del cuerpo que se acoplan a esta geometria. Cuando activamos estos campos de energia de una forma concreta. se crean campos de fuerza energetica que podemos usar para viajar entre dimensiones y «ascender». La aparicion de este patron en las piramides de Marte (segun Richard Hoagland de la NASA) y en algunos de los circulos en los cultivos, indican que esta informacion esta en poder de formas mas avanzadas de conciencia.

Ultimamente la NASA esta experimentando con un cono, en reemplazo de un Tetraedro, que al ser impactado tangencialmente, por un rayo laser, en la base circular del cono, se eleva, asciende, (sin ningun combustible) usando solo dos elementos la forma y la Luz, dos elementos de la Geometria Sagrada, el tercero y fundamental es el amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *